Todos sabemos que el vestido de novia será tal vez la prenda más importante que elijas durante toda tu vida, por eso, antes de dar un recorrido por las tiendas te recomendamos prestar mucha atención a este artículo, y así evitar cometer errores a la hora de emprender esta difícil tarea.

  1. Llevar una corte de opiniones

Uno de los errores más comunes que cometen las novias es ir a elegir vestido con todo su grupo de amigas y familiares, tener en cuenta 10 opiniones diferentes, hará la tarea más difícil. Lo más recomendable es llevar como máximo 2 personas contigo, así evitaras presiones innecesarias. Recuerda que ese será tu día, y por más que tu mejor amiga quiera verte en ese traje princesa con caída enorme y mangas largas, la única que tiene que sentirse satisfecha eres tú, confía en tu gusto y presta atención únicamente a las opiniones sinceras. La difícil tarea de elegir el vestido perfecto se complica el doble cada vez que añades una opinión de un tercero en la lista.

 

  1. Buscar vestidos sin tener la fecha y el lugar definidos

Aunque quieras comenzar la búsqueda lo antes posibles, es importante saber la fecha, la hora y el lugar, un traje pesado y unos tacones de puntilla no serán nada cómodos para una boda en la playa o en un jardín, aunque no es una tarea que puedas dejar de último minuto (pues esto podría incrementar los costos), tampoco es recomendable que comiences la búsqueda sin tener definido la fecha y el lugar, ya que hay muchos factores que pueden influenciar la decisión. No visites las tiendas de novia hasta que no estés lista para comprar.

 

  1. Elegir la talla incorrecta:

No importa cuán delgada seas, la mayoría de las novias prometen bajar de peso para el gran día, el peor error que puedes hacer es pedir una talla más chica pensando en el futuro, lo mejor es ordenar un vestido de tu talla actual y modificarlo si fuera necesario en las diferentes pruebas de vestuario. Recuerda que es más fácil cortar que añadir tela en tu vestido, así que no te precipites a elegir una talla pequeña si aún no tienes esas medidas en tu cuerpo.

 

  1. Limitar las opciones

Desde pequeñas todas las mujeres tenemos una idea de nuestro vestido de novia en la mente, cuando llegamos a la tienda ya sabemos cómo queremos el vestido y llevar muestra de algunos de los diseños que queremos es un buen comienzo, sin embargo, limitar nuestro vestido a esas ideas puede generarnos frustraciones. Permítete probar vestidos diferentes, dale una oportunidad al experto en novias, la única manera de estar seguras que tan bien nos queda un traje es probándolo.

 

  1. Probar vestidos que no puedes comprar

Aunque quieras probarte el vestido más costoso que tiene la tienda solo por diversión, créenos que no es una buena idea, puedes enamorarte de un vestido que no te puedes permitir y la diversión se puede convertir en decepción, angustia e infelicidad. Limítate a probar vestidos que estén dentro de tu presupuesto y ya verás que encontraras el perfecto para ti.

Dresses in a row facebook

 

  1. Dejarte llevar por los descuentos

El único error que no te perdonaras es haber comprado el vestido incorrecto, muchas novias se dejan llevar por el precio y no por su gusto o su corazón, no te dejes llevar por decisiones de terceros o por un aparente descuento, no te sientas presionada o apurada por comprar un vestido solo porque está en oferta, no tiene nada de malo irte a casa con las manos vacías, pensarlo con la almohada y volver después si aún sigues soñando con ese vestido.

 

  1. No olvidar los complementos

Si ya tienes unos accesorios definidos para usar el día de tu boda no olvides llevarlos para probártelos con el vestido, si aún no los tienes, debes hacer un presupuesto para estos ya que son igual de importantes que el vestido. Unos buenos aretes, zapatos cómodos y decidir si quieres velo, corona o accesorios para decorar tu peinado también son decisiones importantes y merecen hacerles un presupuesto y una búsqueda tan especial como la del gran traje.

Shoe and Dress Facebook

 

  1. No escoger la tienda adecuada

Aunque pueden existir muchas tiendas de novias en tu ciudad, te recomendamos visitar siempre tiendas que se acomoden a tu estilo, a tu presupuesto y que cuenten con tu talla y tus diseñadores favoritos. Pide una cita previa y asegúrate que tengan asesores especializados en ayudarte a encontrar el vestido perfecto con el que darás el sí.

 

  1. No disfrutar el momento

Recuerda que no todos los días haces compras para un vestido de novias así que disfruta esta experiencia, rodéate de gente positiva y que disfrute tanto como tú las preparaciones para la gran fecha.

Tomando en cuenta estos consejos podrás estar segura que no vas a tropezar con la misma piedra con la que han caído otras novias y la elección del vestido con el que caminaras al altar será una misión llena de emoción y alegrías.

Sposamia asesora cada novia con una atención personalizada. Nuestro equipo de trabajo siempre esta en constante capacitación en todo lo relacionado a las ultimas tendencias Nupciales, logrando llegar con cada novia a encontrar el vestido preciso.